Memoria «Retratando mi barrio»

monograma_acc

#LABORATORIO

Memoria «Retratando mi barrio»

El día 15 de diciembre de 2018, se llevó a cabo el taller “Retratando mi barrio”. Aunque pensada para ser desarrollada en varios días, por cuestiones de logística, se tuvo que realizar todo en el mismo día, acortándose los tiempos, pero se hizo toda la actividad en una duración récord, de forma similar al sistema utilizado en los talleres de pintura rápida.

La actividad comenzó con la llegada de los adolescentes al espacio que se nos cedió, espacio “El Enredadero”, teniendo en la planta alta  un lugar habilitado para la realización del propio taller, ya que contaba con un cañón para la proyección del power point, la cual servía como base del taller para exponer los diferentes conceptos al grupo que participaba en la actividad, junto con diverso mobiliario para que los participantes pudieran estar cómodos a lo largo de la exposición.

Lo primero que se hizo fue una presentación de todos los participantes, en la cual iban diciendo sus nombres y sus intereses en relación con la fotografía. A continuación se comunicó a los participantes en qué iba a consistir el proyecto. Nos encontramos con chicos y chicas de edades comprendidas entre los 13 y 16 años.

En un primer momento fue difícil captar su atención, pero a medida que se iba desarrollando el taller, cada vez fueron teniendo más interés en el mismo. Después de comentar con ellos sus intereses, como veían el arte y qué nociones tenían de fotografía, y con los ejemplos que se habían expuesto en la presentación, en mente, salimos todos por diferentes zonas del barrio a captar sus propias imágenes con sus teléfonos móviles. Durante una hora estuvimos haciendo fotografías con muy buenos e interesantes resultados. Una vez finalizado el tiempo de realización de las mismas, los participantes nos enviaron dos ejemplos, que ellos decidieron, de las fotografías que querían que participasen en la selección para la exposición final.

Una vez realizada la selección de todas las obras, montadas las estructuras donde se iban a colocar las fotografías, e impresas éstas, a las 17:00 h de esa misma tarde tuvo lugar la exposición. Este proyecto fue publicitado tanto por redes sociales, como con la impresión de carcelería y flyers. También los resultados se publicitaron en redes.

Para finalizar, en mi opinión creo que fue una gran y bonita experiencia. Siempre he trabajado con rangos de edades inferiores, siendo ésta la primera vez que me enfrentaba a un público adolescente. Al principio, me resultó un poco difícil conseguir y captar su atención, ya que estaban más pendientes del móvil que del taller que estábamos realizando, pero poco a poco fui consiguiendo su atención y finalmente todos pasamos un rato muy agradable y gratificante.